¿Qué estilo de yoga hacemos?

Yoga Dinámico. Se basa en recuperar la unidad de cuerpo, mente y alma. Esta unidad que es vital, suele estar descuidada y hace expresión en el cuerpo fiísico, mental,  emocional, orgánico y celular.

Yoga dinàmico trabaja y restaura desde la acción física. El propósito es integración de cuerpo y mente, integración de estructura y función, integración de las partes del cuerpo unas con otras, integración de acciones de todo el cuerpo, integración de movimiento y respiración. Cuando esta integración ocurre, revela unidad en el cuerpo humano.

¿Cómo lo hacemos?

Con un Yoga Integral.

Usando el cuerpo de forma beneficiosa y enriquecedora. Antes de que el cuerpo pueda ser integrado y desarrollado, debe ser despertado; antes de ser despertado debe ser sensibilizado.  En el inicio de la práctica de Yoga siempre trabajamos con simples y accesibles movimientos que son la llave del proceso para progresar adecuadamente. El despertar de articulaciones y músculos ocurre con la repetición y enlaces de movimientos a través de distintas posturas. Estos movimientos despiertan  músculos principales preparándolos para un trabajo más intenso, como sostener la postura y trabajar hacia una progresión máxima de  tonificación y flexibilidad, invitando a que la mente reconozca si lo que realmente ocurre es beneficioso o no. Es un proceso de estar presente a todas las acciones y sensaciones. El respeto al cuerpo y la no violencia o agresión (Ahimsa) es uno de los principios de Yoga.

La sesión de yoga es de 75 minutos. Las sesiones tienen 6 partes: 

1- Explicación del objetivo a trabajar en la sesión (aunque se marque un objetivo de trabajo,  la variedad de posturas, enlaces y movimientos conseguirán a la vez un trabajo global)

2- Preparar y movilizar para activar energia, calor corporal i liberar bloqueos o tensión acumulada del día.

3- Asanas. Ha-tha (posturas en acción y quietud).  Conseguirán un trabajo integral, repercutiendo a nivel muscular, articular i orgánico. Hay cientos de posturas, aunque el trabajo básico puede estar en un grupo de setenta posturas, las restantes simplemente refinan i mantienen el trabajo realizado con las posturas básicas. Es un aprendizaje de progresión y precisión para que las posturas actúen en profundidad en cada músculo del cuerpo y la relación de los músculos y las diferentes partes del cuerpo. Así músculos, tendones, ligamentos y huesos se permiten una nueva relación entre sí. Las posturas de yoga estan pensadas para asegurar que estas nuevas relaciones sean óptimas tanto a nivel estructural como funcional.

4- Respiración. Pranayama. Prestar atención a la meditación se haya en la base de las escuelas de Yoga y Meditación. El modo en que empleamos la respiración es una clave en este proceso de Yoga. Empieza con el simple mecanismo de ajustar los movimientos de nuestro cuerpo al flujo de nuestra respiración. La repercusión anatómica de las posturas (elevan, ensanchan y abren la caja torácica, estabilizan abdomen y el diafragma, esto genera una una carga energética en espiral en el tronco, mejorando el flujo, profundidad y rimto respiratorio. En esta mejora y calidad respiratoria que adquirimos, introducimos también diversas técnicas y prácticas respiratorias.

5- Meditación. El trabajo que ejerce Asana y Pranayama al cuerpo y mente, tiene como resultado que nuestra mente se estabilice, esté atenta y concentrada. Es el paso previo importante para practicar meditación, ya que el cuerpo y la mente han liberado tensión y bloqueos y estamos en disposición abierta y receptiva para dar paso a prácticas meditativas que aportaran equilibrio y conciencia a nuestra vida.

6- Relajación. Quietud y sentir, permanecer inmóvil para escuchar el cuerpo y sentirlo tal y como es. Permitir en ese espacio final de la sesión que los beneficios de cada etapa de la práctica, restaure y equilibre el potencial energético del cuerpo.

En cada sesión dedicará a cada uno de estos pasos un tiempo, así el alumno percibe a través de las diferentes prácticas la esencia milenaria del Yoga.

Las sesiones se iniciarán desde un nivel básico y en progresión hacia un nivel medio y avanzado.  La repetición de las prácticas es el método para integrarlas  para así poder incorporar más variedad y nivel.

Cuando una persona decide probar o practicar Yoga, puede hacerlo en cualquier momento de su vida. La práctica respeta siempre y trabaja desde cada posibilidad y situación del alumno.

¿Para quién va dirigido?

A todos los hombre y mujeres y en cualquier etapa de su vida: niños, adolescentes, adultos, mayores y más mayores que tengan ilusión de experimentar Yoga.

Ideal practicar Yoga:

Durante el embarazo y post-parto.

Para deportistas, para complementar, equilibrar y mejorar las condiciones físicas y respiratorias del cuerpo.

Adolescentes, para preparar y acompañar fisicamente el proceso de crecimiento y generar buenas bases posturales. Aportar confianza y autoaceptación.

Niños. Les encanta el Yoga, lo hacen espontaneamente. Las posturas pueden relacionarse con animales u objetos y realizarlas se convierte en un juego.

A todas las personas que quieran …  generar bienestar  y autoestima. Que deseen potenciar la Salud y la prevención del proceso de envejecimiento. Que necesiten mejorar su condición física o postura. Que necesiten equilibrar su energía. Que quieran ayudarse en un  proceso de recuperación y rehabilitación de una parte de su cuerpo o emoción. Que quieran mejorar la relación con su cuerpo y con su mente. Que deseen calma y paz.

Beneficios

Físicos.Tonificación, flexibilidad y elongación muscular. Tonificación del sistema óseo , articular,circulatorio i neurológico. Alineación, equilibrio y compensación en la postura. Fuerza y resistencia. Libera de dolores y molestias corporales.

Energéticos. Ayuda a despertar, potenciar y equilibrar la energía del cuerpo. Previene el cansancio y estados de decaimiento físico y emocional.

Orgánicos. Aporta más oxigeno a las células viscerales y cerebrales, activando sus funciones. Las posturas ejercen presiones y masajes en órganos vitales estimulando sus funciones y depuración.

Cognitivos. Prevención de la fatiga mental. Mejora la atención, la concentración, la memoria y la creatividad.

Psico-anímicos. Ayuda a canalizar la ansiedad, miedos. Aumenta el nivel de aspiración, comprensión y motivación.

Espirituales. Abre el corazón y  la mente. Desarrolla la intuición.

Sesiones de 75m.

 

 

 

 

 

Yoga Embarazo: